Crónica Atlético Mengíbar – Cidade de Narón

Crónica Atlético Mengíbar – Cidade de Narón

No pudo tener mejor desquite para los chicos de Javi Garrido, que regalarle a su afición una victoria por 4 goles a 1 frente al Cidade de Narón, donde además de los goles, el equipo rojillo demostró por qué está en esta categoría, atesorando en su totalidad el juego, la posesión y las oportunidades más claras del encuentro, y convirtiendo al guardameta Arrivi, en el mejor jugador del encuentro, pese a que no pudo evitar la derrota de los suyos.

El partido se iniciaba sobre la hora precisa, con una alta presión arriba del equipo local que sería el preámbulo del dominio del encuentro. En ningún momento sufrió apuros el Atlético Mengíbar que jugó mejor en todos los compases del encuentro, y desde el minuto uno que tuvo la primera ocasión Toni, la presión arriba del Atlético Mengíbar, impediría el juego visitante, y en la presión de Ureña al portero, de rechace, llegaría el primero en el minuto 3.

Un minuto después una gran jugada de Ureña y Fran Peña es enviada lamiendo el poste por David Aroca que sin duda cada día aporta más a este equipo tras el tiempo de adaptación posterior a su lesión.  Llegarían varias oportunidades seguidas en los pies de Tortu, y Fede, pero el palo impidió el segundo de los rojillos cuando corría el minuto 7 y poco después Quique vería la amarilla por un golpe en la cara en una contra de Miguelao.

Sólo una contra de Rober, que al final no supo definir, supuso la única aparición peligrosa del equipo cuyos disparos incómodos y lejanos iban muy desviados y demasiado fáciles para Manolillo. Tuvo entonces el Atlético Mengíbar hasta 5 ocasiones de gol, que casi siempre se encontraron con un férreo Arrivi que mantenía a los suyos en el partido.

En el minuto 14, Iván vería la tarjeta amarilla por una entrada por detrás sobre Toni, y cuando la presión más ahogaba llegarían los mejores momentos del equipo visitante que vería como Manolillo despejaba a córner un lanzamiento de Brais en el minuto 16. Segundos después, el árbitro señalaría la pena máxima por una jugada mano a mano en la que Manolillo zancadillea al atacante. Vería la tarjeta amarilla y además, no podría detener el  penalti lanzado por Chicho.

Tras el penalti el ambiente se caldeó en el Sebastián Moya Lorca pues el público entendía que las decisiones no estaban siendo ecuánimes con ambas escuadras y el Atlético Mengíbar acabaría cometiendo la quinta falta. Aún así el juego y las ocasiones seguían siendo para el equipo local, que a menos de 2 minutos del final vió como Arrivi volvía a despejar un disparo a bocajarro tras pared de Tortu con Miguelao.  Ya en la recta final, Fede Díaz vería la tarjeta amarilla por recriminar al contrario que no se tirara y en el último minuto aún dispondría Miguelao de dos ocasiones de adelantar al equipo local, pero Arrivi estaba pletórico.

Así llegábamos al final de la primera parte con tablas en el marcador, pero con una clara diferencia en el juego desarrollado por ambos conjuntos.

Ya en la segunda mitad, en el minuto 2 un disparo de Tortu lo despejaría Arrivi a córner, lo que hacía pensar que todo seguía igual pero, tras el saque de esquina, Tortu engancha una bolea en el doble penalti que resulta imparable para el guardameta visitante. Sin tiempo para rehacerse, llegaría también el tercero tras una contra lanzada por Manolillo con la mano que Miguelao transforma por bajo casi desde el centro del campo, haciendo inútil la salida de Arrivi.

A partir de este instante, lo intentó el Cidade de Narón pero sus disparos resultaron poco certeros. Tan sólo un buen disparo de Pasamón puso en algún apuro a Manolillo, pero el juego y el balón volvía a ser local, y en el minuto 29 una increíble cabalgada de Miguelao, sería empujada por Fede Díaz que pondría así el 4-1 en el marcador.

A partir de ese instante, el equipo visitante lo intentaba con disparos lejanos que nunca pusieron en un apuro la portería local y su intento de portero jugador cuando restaban poco más de 2 minutos para el final, fue ineficaz frente a una ordenada defensa del equipo mengibeño lo que además le costaría la tarjeta amarilla a Juve que tuvo que evitar una contra de Fede Díaz. Sólo en los últimos segundos sendos disparos de Sergio Simón y Chicho pondrían en algún apuro a Manolillo que en el poco trabajo que tuvo, rayó a un nivel increíble.

Final del encuentro y los tres primeros puntos en la división de plata para el Atlético Mengíbar, que demostró con creces por qué está aquí, y de lo que es capaz. El próximo domingo se verá las caras frente a Rivas Fútsal  que viene de perder 5-3 en su visita a Valdepeñas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR