Igualdad en juego y disparidad en la suerte

Igualdad en juego y disparidad en la suerte

Derrota difícilmente digerible para un Software DELSOL Mengíbar al que volvió a faltarle algo de frescura, de suerte, y de justicia.

Comenzaba el partido con claro dominio local y como consecuencia llegaron las dos primeras ocasiones en el minuto 4 en una internada de Ureña que cedería para José López pero este dispararía alto. La siguiente en el minuto 6, en la presión, un balón despejado por el portero Mario Almagro rebotó en Fede Díaz y el esférico lamió el palo. Hasta el 8, no se vió la primera jugada trenzada de Rivas, pero el disparo lejano lo detendría Rafa.

La siguiente sería también para Rivas, en un disparo que atraparía en dos veces Rafa al filo del ecuador de la primera mitad en una gran intervención. Como continuación de la jugada, Fede se quedó solo frente al portero pero no pudo ganar el mano a mano.

Y por fin llegó el primero de la mañana, obra de Javi Lizana que consiguió perforar la puerta con un disparo lejano que rebotó en última instancia en un defensa. Era el minuto 13.

Poco duró la alegría pues en una jugada de rebotes 3 minutos después Samu se quedaría solo a puerta vacía para rematar. Segundos después un balón largo del portero serviría para que a Pablo Ibarra le dejaran un balón muerto y adelantase a los suyos en el minuto 16.

Seguía los nervios en el equipo local propiciados por la remontada y a punto estuvo de costarle el tercero pero los dos disparos de los que dispuso Samu se marcharon fuera. De ahí hasta el final de la primera parte, quien lo intentó con más ahínco fue Miguelao con dos internadas y un gran disparo que hizo emplearse a fondo al portero madrileño. Primera parte dividida con 10 minutos buenos para cada equipo, y resultado de 1-2 a favor de Rivas Futsal.

La segunda parte no empezó mejor para el Software DELSOL Mengíbar que saldría dormido y recibiría el 3-1 cuando se cumplía el primer minuto de la segunda mitad.  Por suerte, reaccionó el equipo rojillo con tiempo suficiente y empezaron a verse sus mejores minutos, pero sin suerte de cara al gol. Una jugada en que se marchaba completamente solo Ureña fue zancadilleado por detrás por Pablo Ibarra que le sirvió para ser amonestado. La entrada por detrás era merecedora de roja directa. Poco después un posible penalti a Fran Peña no era señalado por los colegiados. Por mucho menos, lleva el equipo rojillo 4 pitados en contra esta temporada.

El partido siguió con dominio local pero cuando no tenían el balón sufrían muchísimo pues llegaban tarde a los cambios de defensa y propiciaban contras claras. La más clara a falta de 5 minutos fue para Javi Lizana que remachó en el segundo palo pero su balón lo sacó la defensa en la línea de gol. Después estrellaría el balón en el larguero con un zurdazo.

Por desgracia el juego de 5 sigue sin depararle resultados y lejos de marcar, encajaron otro gol. El colmo fue cuando a Tortu le señalaron una falta por sujetar con las manos a un contrario. Falta, sí, pero debieron señalar del orden de cinco faltas sobre Fran Peña durante el partido, pero entonces no lo estimaron conveniente.

Dura derrota en casa en un partido marcado por los nervios, un equipo al que el cambio de horario no le vino bien y un arbitraje paupérrimo y dispar al que, desgraciadamente, están demasiado acostumbrados en Mengíbar y ante el que los equipos están completamente indefensos, por mucho que sea un clamor popular de muchos, nadie hace absolutamente nada por ponerle remedio. (Fotografía: Iván Ballesteros)

dlc

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR